OGA5IQ0

Los desafios de la digitalización de los hoteles

La fuerte competencia de los OTAs (Agencia de viajes online) sigue siendo el mayor problema de la industria. La visibilidad de los hoteles disminuye, mientras que los gigantes de la reserva (Booking.com, Expedia.com,…) ocupan todo el espacio en el mercado. Cuando un cliente reserva su habitación en Booking.com por ejemplo, se toma una comisión de 17% en promedio, del importe de la reserva. Es una gran pérdida para los hoteleros deben aprovechar la era digital para fortalecer sus relaciones con los clientes. Su objetivo final : generar ventaja de ventas directas.

La hostelería es un sector rico en oportunidades, ya que es posible aplicarlo tanto a las tecnologías utilizadas en punto de venta (iBeacons, APP para tabletas o móvil, Google glass…) como a toda la gama de innovaciones sobre la habitación conectada (objetos inteligentes que permiten el ajuste de la configuración de la temperatura, de la iluminación y otros aspectos de confort, información contextual). Esta inversión beneficia especialmente del sector hotelero de lujo, por lo que el desarrollo conectada aportará un valor añadido significativo en términos de experiencia, que renovará las ofertas.

La hostelería también adquiere importancia en el comercio electrónico, ya que las reservas de habitaciones se efectúan a menudo en línea, entonces pensamos “mobile first” o incluso “mobile only” por el aspecto práctico aportado al cliente al igual que para aportar información más detallada a través del canal móvil (información del cliente). Una vez que el cliente llegó al hotel se han digitalizado también el check-in. El smartphone se ha convertido en un dispositivo de acceso a la habitación, eliminándose el paso intermedio de la recepción para la transmisión de las llaves. Además, lo digital ofrece un mundo de posibilidades para transformar las tareas diarias del personal del hotel : conexión de los empleados a reportar incidencias, indicar las tareas realizadas y la lista de las reparaciones a realizar, las posibilidades son prácticamente infinitas.

El segundo aspecto a destacar en la digitalización de un hotel, es el enriquecimiento de relaciones con los clientes. Desde la explosión de las redes sociales, cada vez más personas están atentos a las opiniones de sus seguidores y las comunidades más amplias, ya que los usuarios son muy sensibles en el seguimiento de su experiencia de viaje y a la reputación de la marca. Numerosos agentes en la industria hotelera han entendido esto e innovan en los canales inéditos como el Mariott Hotel en Snapchat que se concentran en los más joven con “Brand content” produciendo por bloggers. Otro fenómeno es el “Retargeting“, ya que son muchos los hoteleros afectados por el abandono en el proceso de compra. Esto es debido a la gran variedad de la oferta en línea, los usuarios de Internet intentan de comparar a las mejores tarifas y abandonan frecuente el sitio en curso de compra. Entonces el “Retargeting” ayuda a convertir esos clientes potenciales, pero indecisos, con un poco de persuasión, y sobre todo permiten la personalización, que a menudo marcan la diferencia.

La explosión en la cantidad de datos disponibles a través del “Big data“, “Open data” a la “Quantified self” en particular, refina aún más nuestro conocimiento en los hábitos de los clientes, ya que es un mundo de posibilidades se abre para aquellos que tendrán recursos suficientes para procesar estos datos. Por lo tanto, no solo es necesario mejorar la infraestructura, sino también repensar el “Operating model” (modelo de funcionamiento) de los actores de la industria hotelera. La transformación digital es una revolución para la industria hotelera y como cualquier revolución, se puede observar de 2 formas : una amenaza o una oportunidad para reinventar un modelo completo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *